¿Qué capacidad necesitas en tu disco SSD? Los mejores discos SSD

La capacidad necesaria en tu disco SSD depende de tus necesidades de almacenamiento y de tu presupuesto. Si estás buscando un disco SSD para almacenar tu sistema operativo y tus programas, un disco SSD de 120 GB puede ser suficiente.

Contenidos importantes del artículo

Sin embargo, si quieres almacenar grandes cantidades de archivos, como fotos y vídeos, es posible que necesites un disco SSD de mayor capacidad, como uno de 500 GB o 1 TB.

En general, es mejor tener un disco SSD de mayor capacidad si tienes espacio en tu presupuesto, ya que es más fácil tener demasiado espacio de almacenamiento que no tener suficiente.

Tipos de discos SSD

128GB: Mantente alejado. Estas unidades de baja capacidad tienden a tener un rendimiento más lento, debido a su mínimo número de módulos de memoria. Además, después de instalar Windows y un par de aplicaciones, se te agotará el espacio. Además, puedes pasar al siguiente nivel de capacidad por muy poca diferencia.

250 GB: Estos discos SSD son mucho más económicos que sus hermanos mayores, pero siguen siendo bastante limitados, especialmente si utilizas tu PC para alojar tu sistema operativo, juegos de PC y, posiblemente, una gran biblioteca multimedia. Si hay margen de maniobra en tu presupuesto, es recomendable aumentar un nivel más hasta, al menos, a una unidad de 500 GB.

500GB: Los discos SSD con este nivel de capacidad ocupan un lugar destacado en la relación precio/espacio, aunque los discos de 1 TB son cada vez más atractivos.

Tipos de discos con mayor capacidad

1TB: A menos que cuentes con bibliotecas de medios gigantes, un disco duro SSD de 1 TB debería proporcionarte suficiente capacidad para tu sistema operativo y tus programas principales, con suficiente espacio para futuras colecciones multimedia y software.

2TB: Si trabaja con archivos multimedia de gran tamaño, o simplemente cuentas con una gran biblioteca de juegos a la que deseas acceder rápidamente, podría merecerte la pena pagar el precio tan alto que tienen ahora mismo.

4TB: Si eres un usuario de escritorio, o tienes un portátil para juegos con varias unidades y quieres mucha capacidad, es mucho mejor que optes por un par de unidades SSD más pequeñas, que generalmente te ahorrarán cientos de euros, al tiempo que te ofrecen aproximadamente el mismo espacio de almacenamiento y la misma velocidad.

Hasta que los precios bajen y veamos más competencia, los discos SSD de 4 TB serán relegados a profesionales y entusiastas con bolsillos muy grandes.